Sistemas

Stallman en las jornadas educativas de Barcelona


El software libre es también una vía de negocio.

Richard Stallman, considerado el padre del movimiento del Software Libre (o programas informáticos libres), recorre el mundo a menudo en busca de expandir esta filosofía de la revolución práctica: código de computadora corriendo en máquinas, prueba de concepto. Nada de utopías en este caso: cooperación, libertad, igualdad y fraternidad en acción.

A fines de Julio de 2008 Stallman estuvo en Barcelona asistiendo a la Primera Conferencia Internacional de Software Libre aplicado a la educación (FKFT), un aspecto clave para el desarrollo social, en el cual la libertad de ideas cumple un rol fundamental para fundar una sociedad basada en la ciencia.

Ante los asistentes, el fundador de Free Software Foundation señaló que los programas informáticos deben ser compartidos de forma gratuita y libre en el sector educativo, aunque no dejan de ser una vía de negocio.

Una vez que los usuarios obtuvieron el software, de modo gratuito o no, el objetivo fundamental es que pase a ser utilizado con cualquier finalidad, que tengan la libertad de modificarlo, copiarlo y mejorarlo.

Stallman presenta la idea de que los programadores pueden vender a precios convenientes las versiones adaptadas de sus creaciones incluso a un usuario único, más allá de que este luego comparta el software con otra gente o no. Si el cliente mejora el software, podría regalar estas mejoras o venderlas a terceros.

Para dar un ejemplo concreto: un programador que es contratado para diseñar una página web de comercio electrónico es capaz de tomar todo un software libre previamente diseñado, ahorrándose el trabajo de realizar todo desde cero, adaptarlo al cliente para satisfacer necesidades particulares del negocio y cobrar por esa adaptación y desarrollo de software.

Es decir que los trabajadores de software libre, de un modo clásico, cobran por trabajar, no por vender licencias de uso de software privativo, que permiten o no hacer copias de los programas y utilizarlos bajo ciertas condiciones muy restrictivas.

Debemos tener en cuenta que el costo de la copia de un programa tiende a cero, y que por lo tanto es lógico que alguien como Bill Gates se haya hecho rico por vender copias de programas: porque duplicarlos no cuesta nada, y sin embargo sus clientes pagaron y siguen pagando fortunas en los Estados y empresas encadenadas a tal modelo absurdo.



Por Marcos el mes de julio del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio