Sistemas

Iwill Zmax DP


Iwill Zmax DP

Autor: Jav, de la redacción de http://www.baluma.com (una de las principales referencias en materia de hardware y colaboradora de MasterMagazine).

-----------------------------

Puntuación General MM: Preview

-----------------------------

Tenemos la preview exclusiva de la pieza de hardware más espectacular de los últimos años. Iwill ha conseguido que el cubo evolucione hacia el mundo profesional con el primer cubo dual y de 64-bit jamás fabricado.

Un cubo pensado para ser una gran estación de trabajo. Esto sólo era concebible en tiempos de G4 Cube de Apple, e incluso después de diversos problemas, la propia Apple lo retiró del mercado. Iwill ha conseguido lo que otros ni siquiera sueñan con lograr: meter en el tamaño de un cubo cualquiera de los dos procesadores de la más alta gama, como son los Opteron y AMD64 FX, consiguiendo además un sistema de mínimo nivel de ruido.

Doble procesador AMD64 FX u Opteron, un chipset nForce3 250 GB controlándolo todo, doble canal de memoria de las máximas prestaciones, bus AGP 8x, controladora RAID Serial ATA integrada en placa, sonido multicanal, tarjeta de red de 1 GB con control mediante Firewall por hardware, tarjeta de red Wireless del tipo G, seis puertos USB 2.0 Firewire... todo lo mejor al servicio de la estación de trabajo más pequeña jamás creada para el mundo del PC.

Éste no es un producto final, pero funciona perfectamente. Nosotros mismos hemos podido comprobarlo, pero someter a decenas de test de pruebas a una máquina aún no finalizada sería injusto para el duro trabajo de unos ingenieros que han hecho lo que nadie antes ha podido hacer.

Vamos a mostrar lo que nosotros hemos visto, los detalles de un aparato excepcional. Ya habrá tiempo de que lo sometamos al tercer grado cuando las versiones finales lleguen.

Disponer de capacidad para montar dos procesadores convierte a este barebone en una opción más destinada a la creación de una estación de trabajo de reducido tamaño. También puede usarse como reducido servidor de cualquier tipo de aplicación. Va sobrado de potencia de cálculo y puede montar los más avanzados sistemas de almacenamiento y proceso gráfico.

Puede montar uno o dos procesadores de socket 940 de AMD. Esto incluye a todos los Opteron lanzados hasta la fecha y también, al ser realmente un Opteron, cualquier chip AMD64 FX de entorno comercial. Siempre hablando de los compatibles con socket 940. Esto obliga al usuario a montar memorias DDR400 registradas. Como opción es posible usar memorias con corrección de errores, más conocidas como ECC.

Todo montado sobre el fantástico chipset nForce3 250GB de nVidia. Chipset del que se ha usado todas sus funciones, incluida la tarjeta de red de 1 Gb con Firewall, salvo la tarjeta de sonido para lo que se ha optado por un chip de sonido más sencillo de Realtek. Este interesante chipset de nVidia es compatible totalmente con este tipo de sistemas, saca partido perfectamente de ellos y encima para este sistema es ideal porque sólo usa un chip.

Daremos algún adelanto de lo que es capaz un sistema dual Opteron como el que podemos montar en este barebone. No habrá ni gráficas ni datos concretos por las razones que ya hemos adelantado pero sí se puedo adelantar que en aplicaciones preparadas para multiproceso, como puede ser el test Cinebench 2003 de renderizado sintético, es posible afirmar que hemos visto como dos procesadores son hasta un 87 % más rápidos que uno solo a la misma frecuencia. Esto en un entorno de trabajo de 32-Bit.

Imaginen entonces lo que podría hacer en un entorno de 64-Bit, con aplicaciones preparadas para trabajar con este tipo de bus.

Esta es una máquina pensada para los diseñadores 2D y 3D más exigentes. Una potencia de cálculo sin igual, un ancho de banda de memoria envidiable, seguridad en los datos mediante la instalación de sistemas RAID y la compatibilidad con las últimas tecnologías, tanto 3D como de comunicaciones. Sólo tendremos que poder pagar lo que cuesta un sistema completo con estas características.

Ver funcionar una máquina como esta, aunque aún no esté al 100 % de prestaciones es simplemente embriagador. Una construcción perfecta en un entorno que parecía vedado para este tipo de montajes.

Iwill ha conseguido lo imposible, algo que quizás sólo alguien con su experiencia en soluciones profesionales y también, por qué no, su valentía, podía siquiera plantearse en producir.

Aquí esta el resultado, un producto que ni siquiera nos atrevemos a calificar, menos aún cuando quizás se introduzcan mejoras como una mayor adaptabilidad de la bios y el sistema a la realización de tareas de overclocking. No obstante, para la salida de este análisis Iwill Zmax DP ya estará disponible.



Por Sistemas el mes de octubre del 2004

Historias relacionadas

Volver al inicio