Sistemas

El nuevo iPhone 4 vendrá a perpetuar el dominio de Apple


Steve Jobs presentaba recientemente la nueva generación del iPhone, la cuarta, en la cual como siempre se introducen novedades interesantes, especialmente en el apartado hardware con la nueva pantalla Retina, que va a marcar el estándar de calidad durante unos cuantos años más, y en software con la videoconferencia FaceTime.

El iPhone marcó un antes y un después en el mundo de la telefonía móvil, tal y como las primeras computadoras personales de Apple significaron un revulsivo en su momento para el mundo de la microinformática; denostado en un primer momento por la competencia por sus diferencias con terminales de otras marcas (tildadas de carencias), el iPhone impuso la revolución de la interfaz multitáctil y estableció un hito a perseguir con la calidad de su pantalla. No obstante, su puesto de dominio absoluto en cuanto a sentar el modelo a seguir se había visto en peligro por los últimos modelos de competidores como Google/HTC (Nexus One) y Samsung (Wave), que con pantallas AMOLED y Super AMOLED, y plataformas como Android y Bada, podían empezar a pensar en mirar de tu a tu a la compañía de la manzana mordida.

Pero, ante la previsible amenaza, Apple ha sabido reaccionar a tiempo volviendo a tomar un cuerpo de ventaja a sus perseguidores; la nueva pantalla, bautizada como Retina, proporciona una mayor resolución (960x640 píxeles) y nitidez sin parangón para la lectura, lo que vuelve a situar al iPhone por delante.

La función de videoconferencia, pese a funcionar solamente sobre WiFi, promete popularizarse entre los usuarios, revitalizando una funcionalidad muy abandonada en el resto de terminales y probablemente forzando a los competidores a renovar sus respectivas aplicaciones para ofrecer mayor calidad de vídeo y audio... y de paso a las operadoras, por cuyos precios la videoconferencia no ha triunfado.

El nuevo iPhone viene a corroborar y ampliar el dominio que Apple estableció con la primera generación de este smartphone, aumentando y corrigiendo sus ya de por si excelentes cualidades. Si bien la compañía de Steve Jobs no es la número uno en ventas, sí lo es en cuanto a referencia en el mercado.



Por Guillem el mes de junio del 2010

Historias relacionadas

Volver al inicio