Sistemas

Microsoft admite que se siente amenazado por el software libre


No es la primera vez que esto sucede, en verdad no es nada original: el software libre y Microsoft se llevan mal desde siempre, como es lógico que así sea. Las últimas noticias que hablaban de una apertura de la empresa de Redmond hacia el "Código Abierto" dejaban bien en claro que lo que deseaba la firma era aprovecharse del trabajo ajeno para lograr hacer más dinero, mediante la utilización de software libre que permite dejar de ser libre (no todo el software libre es así, pero Microsoft tomará y alentará sólo esa clase).

En el reciente informe anual, la empresa de Bill Gates y Steve Ballmer dice sentirse amenazada por las empresas de software libre, e incluso declara que les están robando ideas.

Del comunicado, sería bueno destacar la parte en la que se afirma que, al no tener que hacer frente a altos costos de Investigación y Desarrollo (I+D), las empresas de software libre que compiten contra Microsoft pueden producir software de un modo mucho más barato, y además venderlo a un precio nominal, ganando dinero solamente por los productos complementarios y servicios ofrecidos.

¡Claro! No han descubierto nada: ese es el modelo económico del software libre, no reinventar la rueda, reutilizar lo hecho, compartirlo y mejorarlo.

Luego el informe de Microsoft dice algunos de sus competidores utilizaron ideas de ellos que fueron ofrecidas a tarifas reducidas mediante las "iniciativas" de interoperabilidad. En verdad, Microsoft fue sancionada por 899 millones de euros por no querer compartir sus datos de interoperabilidad a costos razonables.

Si a este llanto le sumamos el fracaso de Windows Vista, el crecimiento impresionante del software libre con Firefox, Wikipedia, los servidores de Google (que no libera el código pero sí usa GNU/Linux), la migración masiva de empresas y Estados en todo el mundo, y otros manotazos de ahogado como el proyecto "Midori", el escenario es de franca crisis.



Por Marcos el mes de agosto del 2008

Historias relacionadas

Volver al inicio